+ Más información- Menos Información
Reserva ahora y obtendrá un 5% de descuento adicional
Información - Noticias - Sin categorizar - Turismo

Turismo de Bienestar: Masaje Vibracional con Cuencos Tibetanos

29-06-2017

Mejorar la energia del cuerpo y de la mente mediante una Técnica Ancestral

Los cuencos tibetanos se han utilizado desde hace miles de años para recuperar la salud, para obtener bienestar y relajación y para disfrutar de una verdadera claridad mental.

Cuencos Tibetanos

El origen de los cuencos tibetanos es incierto y misterioso dado que no existen datos respecto a su lugar de aparición concreta, fecha y función. Se cree que pueden provenir  de la religión chamánica llamada Bon (hace unos 1.500 años). Utilizándose como instrumento de sanación. Posteriormente con la llegada y la extensión del Budismo en la zona el Tíbet, y especialmente del Budismo tántrico, habrían sido asumidos por éste.

Se tocan utilizando una baqueta de madera o fieltro, y pasándola por el borde exterior repetidamente hasta que el sonido y su vibración producen sus efectos.

Cuenco tibetano

En un principio los cuencos tibetanos se realizaban de forma completamente artesanal en una aleación de siete metales, asociados a cada uno de los planetas conocidos en la época: oro (Sol), plata (Luna), cobre (Venus), hierro (Marte), mercurio (Mercurio), estaño (Júpiter), plomo (Saturno). Cada cuenco emite un armónico, con un tono y uno o varios sobre tonos, un sonido único y diferente del resto de los cuencos.

Actualmente conviven los cuencos artesanales antiguos con los nuevos y los realizados con torno en aleaciones de bronce o cinco metales. Entre los múltiples usos de los cuencos tibetanos se encuentran la Relajación, Meditación, Masajes Sonoros, Reíki, etc.…

Cuenco Tibetano

Nuestro tratamiento Aiur Cure es uno de los medios más eficaces para desacelerar el proceso de envejecimiento de la piel y lograr la suavidad y brillo. Funciona en distintos niveles para reducir el estrés, mejorar la función inmunológica, revitalizar el cuerpo y aumentar la energía del mismo.

En nuestro cuerpo hay cinco elementos Vata: aire y espacio, Pitta: fuego, Kappa: agua y tierra, conocidos como tri-doshas. Nacemos con una única constitución natural bien equilibrada de tri-dosha, con el paso del tiempo, modo de vida y de pensar, se va alterando, produciéndose una falta de armonía a nivel físico, mental y emocional.

Con este tratamiento logramos mantener el equilibrio entre los tres Doshas. Esto se produce por medio de los Cuencos Tibetanos, la Técnica del Shirodara, el masaje Marmático, la purificación y el masaje Srotabyanga con aceite específico.

Si quieres disfrutar de un autentico tratamiento con cuencos tibetanos solo tienes que consultar en nuestro Spa y te daremos toda la información que necesites.